NUGGETS DE POLLO O ESTOFADO DE LA ABUELA.

Entrenaba estos días el kihon happo con mis alumnos, y entre cada técnica que entrenábamos, veía la gran riqueza de estas. Como cada paso, cada movimiento, cada reacción están estudiadas y aprovechadas al máximo. Cada paso tiene una razón, cada centímetro que se avanza o retrocede es para un motivo determinado. Nada es hecho al azar o sin sentido.

kihon_happo_lubos_005

Veía como en cada movimiento se puede saborear la esencia de nuestro budo taijutsu, y como se debe seguir desmenuzando cada parte en miles y tratar de entender todas y cada una de estas partes. Armarlas y volverlas a desarmar, entenderlas como un todo y como partes por separado. Degustarlas como un sabor armonioso y tratar de apreciar cada especia que conforma ese sabor.

Y como sabor tan simple pero a la vez tan especial, siempre necesitamos un guía, un amigo que haya probado eso antes que nos ayude a reconocer cada especia en ese gran sabor. No podemos contentarnos con comer un nugget de pollo en un restaurante de comida rápida cuando podemos acceder a comer un delicioso estofado casero hecho a mano por la abuela, donde cada bocado es una sinfonía de sabores, de experiencias y de recuerdos. Debemos aprender a marcar la diferencia entre una comida rápida, hecha en forma comercial, para paladares simples y nada exigentes, de un potaje donde se mezcla el amor, la experiencia y la habilidad de años de un buen cocinero.

estofado-de-pollo

El kihon happo hoy lo vi así, como un platillo que jamás se acabará de entender, y que nos corresponde el aprenderlo a cocinar, interpretando la receta original, y sin variarla, poder pasarla a las siguientes generaciones, y que estos también tengan esa inquietud.. de no solo sentarse a comer, sino a entender cada elemento, cada ingrediente, saber cuando se aplica tal o cual  y en que secuencia. Entender porque así y no en otra forma y conocer que pasará si no se sigue ese orden.

Preferiré siempre un buen estofado de la abuela a unos nuggets de pollo del supermercado para meter al microondas. Espero que mis alumnos también.

Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s