Quién era el ninja

Debido al misterio y a la poca evidencia histórica registrada que rodeó siempre al ninja, es muy difícil rastrear su origen real.
Lo más seguro es que hayan sido guerreros samurai, que tuvieron que exiliarse en los bosques de Japón, debido a su forma de pensar que no iba de acuerdo al régimen político gobernante en ese entonces.
Es en estos bosques que tomó contacto con monjes shugendo o yamabushi, guardianes de los templos de las montañas, de quienes habrían aprendido la parte esotérica, filosófica, la adaptabilidad a vivir en cualquier medio ambiente y combinarlos con nuevas técnicas de lucha que iban creando y modificando.
Más adelante, conocedores de las estrategias, debilidades y fuerzas del samurai, usaron estos conocimientos para combatirlos cuando era requerido. No obstante, como en todo grupo social, hubo quienes vendieron sus servicios al mejor postor, por lo que la historia, manejada por la clase gobernante, los marcó de personas sin valores, mercenarios y asesinos.
Curiosamente, este hecho fue incluso manejado y usado inteligentemente por los ninjas para su propio provecho, alimentando aun más toda la gama de poderes sobrehumanos que se les atribuían.

Anuncios